Rechazan llamados a libertar a integrantes de la secta porteño – Diario San Rafael

El sentenciador federal Ariel Lijo rechazó los pedidos de sinceridad de los 19 imputados en la causa que investiga a la secta que operaba en Villa Crespo, ordenó la inhabilitación caudillo de sus posesiones y dispuso el secuestro preventivo de 37 inmuebles y 13 automóviles.

El magistrado rechazó las propuestas de los imputados y para 16 de ellos se determinó que sus solicitudes de arresto domiciliario no eran aplicables a su situación personal.

En cuanto a Juan Percowicz, supuesto líder de la estructura; Susana Mendelievich y Silvia Alicia Herrera, se ordenó la formación de tres casos de arresto domiciliario por vida destacamento, para lo cual fueron necesarios informes rigurosos a fin de determinar la factibilidad del beneficio.

Las medidas cautelares de seguridad patrimonial fueron solicitadas por el fiscal Carlos Stornelli y sus compañeros Alejandra Mangano y Marcelo Colombo, titulares de la Procuraduría Genérico de la República contra la Tráfico y Explotación de Personas (Protex), detallaron las fuentes.

En tanto, entre los posesiones incautados se encuentran las viviendas invadidas, ubicadas en el Estado de Israel 4453/57, donde funcionaba la Escuela de Yoga de Buenos Aires (EYBA), y el edificio Pelotón Vieja 4072, donde funcionaba la clínica «CMI-Abasto», según la resolución a la que Télam accedió.

A través de esta resolución, el sentenciador ordenó igualmente la inhabilitación caudillo de posesiones, la inmovilización y congelamiento de cuentas y productos bancarios, y el desmembramiento de las cajas fuertes registradas por los imputados.

Todavía se decretó el retiro de productos que pudieran ser registrados por los demandados en el mercado de capitales, para lo cual se emitieron oficios a los Registros Inmobiliarios y Automotores correspondientes, al Asiento Central de la República Argentina (BCRA) y a la Comisión Doméstico de Títulos ( CNV).).

En total, 19 personas fueron detenidas el pasado viernes en el ámbito de 50 allanamientos realizados en la ciudad de Buenos Aires y su periferia.

Por el caso, la estructura a la que pertenecen -Reunión BA y sus filiales Escuela de Yoga Buenos Ares (EYBA) y Clínica CMI Abasto- está siendo investigada por prostitución de personas con fines de explotación sexual y sindical, según fuentes policiales y judiciales. .

Para los investigadores, Percowicz era el creador y líder de la estructura, pero bajo su mando había una fila de al menos 18 personas que lo apoyaban y que estaban a cargo de los diferentes “emprendimientos”.

Tanto Percowicz como los otros 18 detenidos se negaron a decidir ayer en el Auditoría Federal en lo Criminal y Correccional 4, a cargo de Ariel Lijo.

La estructura tenía tres ejes principales para obtener ingresos: uno era el sector salubridad, que incluía la hospitalización por adicciones, la provisión de psicofármacos y el funcionamiento de una clínica donde se prometía “cura”.

Un segundo eje fue el “sobre ceremonial”, que se basó en el plazo mensual de US$ 200 por parte de los “estudiantes” para formar parte de la estructura, llegando hasta los US$ 10.000, dependiendo del estudiante.

Por otro costado, los “estudiantes” fueron apropiados de sus posesiones y puestos a disposición de la estructura, obligándolos a firmar, en algunos casos, testamentos a servicio de sus miembros.

El tercer eje de la estructura, y una de las principales fuentes de financiación, era la explotación sexual de algunos de sus “alumnos”, a los que en la germanía de la estructura llamaban “geishado VIP” o “palomear”, que consistía en despachar “a tener relaciones sexuales encuentros con personas de stop poder crematístico para obtener mosca, protección y/o influencia”.

Su finalidad era atraer a empresarios o personas de poder para “conseguir grandes sumas de mosca para la estructura”.

Los investigadores creen que la estructura había estado reclutando “estudiantes” desde al menos 2004 y “tenía una estructura piramidal jerárquica en la que participaban aproximadamente 179 estudiantes, distribuidos entre sus diversas oficinas ubicadas principalmente en esta ciudad, y en Las Vegas, Chicago y Nueva York”. “

La estructura tenía su sede en Buenos Aires en un edificio situado en el Estado de Israel en el número 4457, al costado de un supermercado chino y una tienda de autopartes, cuyo empleado aseguró a Télam que no había manido “mínimo” extraño.

En cuanto al edificio, de color verde agua con varios balcones llenos de plantas, tiene dos entradas con el mismo número, una de las cuales tiene rota una de las ventanas, como consecuencia del irrupción policial realizado el pasado viernes. un vecino que vive a pocos metros del edificio.

“Lo único que se escuchó fue cuando se rompió el vidrio de la puerta, pensé que era poco con drogas y la verdad yo no tenía registro del edificio, viví aquí hace poco pero nunca vi mínimo”, dijo el mujer.

«Cuando salí, vi que llegaron como 30 policías, lo MISMO, llegaron los bomberos, rodearon todo y pusieron a disposición unas camillas con las que sacaron a los ancianos del edificio; No sé si estaban desequilibrados por la situación o si tenían poco que ver con la secta”, agregó.

Finalmente, señaló que en el edificio “hay algunos pisos de parentela global, digamos, de vivienda y el resto se usaba para prostitución de personas, prostitución… todo lo que hemos escuchado”.

Otro vecino, que vive en la misma cuadra, sostuvo que aunque “pensábamos que era una escuela de yoga, había mucho movimiento raro, parentela que iba y venía, y se veía poco raro”.

Por final, una mujer que salía de su transacción diaria en el supermercado vecino explicaba que vive en el extrarradio desde hace más de 30 abriles y que cada vez que pasaba por la zona veía “coches de fasto y mucha parentela entrando”.

“A diferencia de los que viven en el extrarradio y son de clase media, siempre has manido parentela de clase adhesión, por el tipo de parentela que salía del emplazamiento”, concluyó.


Leave a Reply

Your email address will not be published.