Las casas de apuestas online fortalecen su dominio en el fútbol argentino y crecen a nivel regional

Están en todos lados. En las camisetas de los equipos, en los carteles a los costados de los campos y en los recortaduras de las retransmisiones deportivas. Son promovidas por periodistas e influencers. Mueven 300 mil millones de dólares al año y generan tanta polémica que en algunos países ya han sido prohibidos. Aterrizadas hace más de un año, las casas de apuestas deportivas online comienzan a dominar el fútbol argentino y avanzan en arenas no reguladas por la estatuto lugar. Lo hacen como parte de una logística regional: el crecimiento es simultáneo en otros países como Pimiento, Perú, Brasil y México.

Aquí, el mejor y más prócer ejemplo de este crecimiento está en la camiseta de River: Codere elevó su convenio de dos a tres millones y medio de dólares al año, y se fue de las mangas al pecho hace unas semanas. Parte de este movimiento se explica por lo que ocurre en el país de origen de esta empresa históricamente ligada a los bingos y casinos de extrarradio: España prohibió en 2020 la publicidad de casas de apuestas online en equipos y estadios de fútbol. La Lazo española ya no tiene esta cosa en sus camisetas, lo que creó un infructifero financiero y igualmente visual: en 2021, la medio de los equipos perdieron a su patrocinador principal.

Alertado por las quejas y reclamos de asociaciones vinculadas a la anexión al encaje (poco que la pandemia ha profundizado mucho), el gobierno castellano cerró ese espacio publicitario que recorría el mundo a través de la transmisión de juegos. A su vez, limitó la publicidad en televisión, radiodifusión, YouTube y otras plataformas. Codere, Bet365, Bwin, PokerStar y muchos otros solo pueden presentarse de 1 a 5 am. “El moneda destinado a España empezó a redistribuirse a otros países latinoamericanos. Esto, sumado a que el mercado argentino ha destapado sus fronteras, hace posible esta multiplicación de plataformas”, cuenta a PERFIL un directivo que asesora a clubes y empresas.

En Argentina, River no es el único. Desde el año pasado, los estudiantes utilizan Bplay, una plataforma argentina de apuestas deportivas y juegos en raya, que incluso cambió el color de su logotipo para que aparezca en la camiseta perforada. En Brasil, para darle dimensión a sus números, la plataforma Pixbet pagó nueve millones de dólares a Flamengo para precipitar su nombre en la camiseta, ahora en la final de la Libertadores.

Reglamento. Cuando el negocio crece, lo que igualmente crece son los riesgos para la salubridad de la población. Y mientras las economías en crisis a veces intentan relativizarlo, en algunos países ya se ha legado la intranquilidad. En Pimiento, por ejemplo, diputados presentaron una ley que propone prohibir toda publicidad de casas o plataformas de apuestas online en eventos deportivos, indumentaria y cualquier relación comercial, según explicó a la agencia AFP Roberto Riachuelo, presidente de la Cámara. Comisión de Pasatiempo y Deportes.

En Pimiento, la mayoría de los 16 equipos de la primera división tienen casas de apuestas como patrocinadores. Incluso, la Asociación Doméstico de Fútbol Profesional (ANFP) firmó un convenio para apellidar el torneo de segunda división con el nombre de una de estas plataformas. En la AFA no llegaron a tanto, aunque en 2021 firmaron un acuerdo con Genius Sports para la captura, distribución e integridad de los datos oficiales de todos los torneos oficiales. En otras palabras: Genius Sports genera los datos (quién anotó el gol, en qué minuto sucedió, cuántos córners se tomaron) con la aprobación de la AFA y los vende a casas de apuestas deportivas en raya como Codere o Bplay.

Si admisiblemente los gobiernos de la Ciudad de Buenos Aires y las provincias de Buenos Aires, Córdoba y Santa Fe han otorgado licencias a Codere, BetWarrior, Bplay, Bet365 y PokerStars y existen controles sobre ellas, quién puede controlar lo que se envite al mayor de mil casas de apuestas chinas operando casi al beneficio de la ley? Todo se envite y todo se vende. Y esto, al tener una escalera universal y muchas veces difusa, genera infinitas situaciones dudosas: baste con ver algunos partidos del Progreso o torneos regionales para entender.

En Perú, donde se permiten los juegos de azar, se aprobó en agosto una norma que regula este tipo de entretenimiento, que averiguación recibir impuestos por aproximadamente de US$40,1 millones anuales. En México igualmente son válidos, pero las plataformas están obligadas a establecer un control interno de las transacciones que impida la manipulación de los sistemas de apuestas. En 13 de los 18 equipos de la mezcla mexicana han llegado a acuerdos publicitarios, entre ellos el poderoso Chivas de Guadalajara, que tiene en su campera a Caliente.mx, el sitio de apuestas deportivas. Al igual que River y Estudiantes, en el boreal del continente el negocio igualmente se ve por los cuatro costados.

el uruguayo admisiblemente

Como en casi todos los partidos de esta temporada, en los carteles publicitarios de algunos partidos de la Copa Sudamericana y Libertadores de este año aparecía una casa de apuestas online: Betfair. Formaba parte de los contratos publicitarios que firma la Conmebol en los torneos que organiza. Hasta ahora, ausencia fuera de lo popular.

El problema es que se canceló Betfair en Uruguay y varios de estos partidos se jugaron en Montevideo. No fue una, sino más de cuatro citas. En presencia de esto, la Dirección Doméstico de Loterías y Quinielas (DNLQ) instruyó al organismo del fútbol sudamericano a retirarlo, pero al no hacerlo, anunció una multa “por no impedir la publicidad prohibida en los eventos deportivos”. La punición de la Sala impuso el cuota de 50 mil dólares por la exhibición de publicidad prohibida en Uruguay.

te podría catar



https://www.perfil.com/noticiero/columnistas/las-casas-de-apuestas-online-afianzan-su-dominio-en-el-futbol-argentino-y-crecen-a-nivel-regional.phtml

Leave a Reply

Your email address will not be published.