Testificó la mamá de la señorita asesinada a tiros

6 de agosto de 2022 – 02:25
El dibujado se abstuvo de determinar en la primera audiencia, se le acusa de matar a una señorita mamá a borde de un camión ebrio.

El camión iba a más de 60 kilómetros por hora, el conductor tenía 1,17 gramos de vino por litro de crimen. Estaba incrustado en un edificio de block, en medio de esta violenta e valeverguista maniobra Jorge Durand Condorí, de 51 primaveras, atropelló y mató a Karina Natalia Flores, de 24, y se dirigió cerca de la casa, derribando al menos dos paredes y rompiendo cuanto objeto. cruzó? Tuvo extensión el 30 de agosto de 2020, en torno a de las 21:50 horas, en el arraigo Doncella de Urkupiña de la ciudad de Salta.

La audiencia comenzó ayer, prevista para el miércoles 10 de este mes, en la Sala VI del Audiencia de Primera Instancia, precedida por el togado José Luis Riera. Consultado sobre si quería conversar, el imputado se abstuvo, se le acusa de homicidio culposo por conducción temeraria de un transporte motorizado calificado como temerario y por conducir con un nivel de vino en crimen superior a un gramo por litro de crimen en perjuicio de Natalia Flores; y por lesiones graves por imprudencia por conducción temeraria de transporte automotor clasificado como temerario y conducción con alcoholemia superior a un gramo por litro de crimen en perjuicio de MJE (14), todo ello en competencia ideal.

En primer extensión, declaró la mamá de la víctima, dijo que esa indeterminación se encontraba reunida con familiares en casa de otra de sus hijas y Karina salió con su pareja a comprar pan. Un poco más tarde llamaron a la puerta: era un vecino que venía a decirles que habían atropellado a la señorita. Corrieron al negocio, enclavado a unas dos cuadras de distancia.

El refrendador afirmó que al arribar buscó a su hija, pero le informaron que ya había sido llevada en ambulancia al hospital. Poco luego, le informaron que Karina había fallecido. La mujer dijo que su hija era mamá de dos niñas. En ese momento, los menores tenían 4 y 6 primaveras.

Esa indeterminación, el imputado conducía un Toyota Hilux cuando perdió el control del transporte, cruzó una rotonda, volvió a apearse por la calzada y se subió al bordillo de la encintado, atropellando a Karina Flores y demoliendo parte del edificio que solía ser un almacén. Un adolescente (MJE) que se encontraba internamente de la residencia asimismo resultó herido. Las dos víctimas fueron trasladadas al hospital. Flores falleció por shock hipovolémico por politraumatismo severo.

Se determinó que el imputado conducía a 60,53 kilómetros por hora, que era superior a la velocidad máxima permitida en ese sector. Encima, el examen toxicológico que se le practicó reveló que conducía con una medición alcohólica de 1,17 gramos por litro de crimen.



https://www.eltribuno.com/salta/nota/2022-8-6-0-0-0-declaro-la-madre-de-la-joven-que-murio-atropellada

Leave a Reply

Your email address will not be published.