Thursday, February 2, 2023
HomePelícula“Siempre quise hacer una película maravillosa, histórica y de mitología vasca”

“Siempre quise hacer una película maravillosa, histórica y de mitología vasca”

Paul Urkijo propone un viaje al pasado en su segundo largometraje “Irati” (2022), rodado en diversas localizaciones de Araba, Gipuzkoa, Bizkaia, Nafarroa y Huesca del País Vasco, como el Castillo de Loarre o Arrikrutz, La Leze o Pozalagua . Irati está ambientado en un período oscuro de la historia en el siglo VIII y tiene elementos de la mitología vasca. La película se toma libertades con la historia de Eneko, el primer rey de Pamplona, ​​y añade elementos de mitología, por los que ha apostado el director de Errementari. Eneko Sagardoy encarna al soberano que debe adentrarse en el bosque desolado acompañado por la pagana Irati, interpretada por la actriz Edurne Azkarate. En palabras de su director, “Irati es la película fantástica de aventuras medievales que siempre he querido contar”.

¿Cómo es su relación con Durangoko Azoka? ¿Sueles venir todos los años?

Soy asiduo, vengo todos los años, de hecho, pre-ordeno libros y discos para comprar aquí. Este es un evento cultural que trato de no perderme.

Su segundo largometraje llega a Durango con gran éxito…

Una película está hecha para atraer al público y amarla. Soy director de cine, pero si no tengo receptor, no sirve de nada. Ya era un premio en Sitges ver triunfar tan bien la película. De hecho, en otros festivales en los que hemos estado la respuesta del público ha sido muy buena y la gente tiene mucha conexión con la película. Pero, encima, te dan premios del público, y es un plus que tengas cinco nominaciones a los Goya. Es la guinda del pastel, lo que significa que lo estás disfrutando. Al final todo tuvo sentido.

Admite que ha recorrido un largo camino para llegar aquí.

Hacer una película siempre es complicado porque significa inventar algo desde cero, y es un castillo de naipes donde en cuanto cae una carta, se derrumba toda la casa. Y, en este caso, han sido cinco años de duro trabajo. Irati es un tipo de película que no se suele hacer, perteneciente al género de la fantasía y la historia medieval, perteneciente también al euskera. No fue fácil, pero lo logramos con el apoyo de los productores y el equipo que hizo todo lo posible para poder sacarlo adelante con el presupuesto que tenemos aquí. Este tipo de películas requiere mucha creatividad porque faltan ciertos procesos, por ejemplo, para hacer escenas donde aparecen criaturas míticas, batallas medievales… Es un trabajo duro, pero hermoso al mismo tiempo, un sueño hecho realidad.

¿No te abrió el camino el éxito de “Errementari”?

Cuando estás haciendo una película, la gente te ha puesto en el mapa y ha visto de lo que eres capaz. Me tomó ocho años construir el proyecto Errementari, cinco años ahora, bueno, hemos mejorado algunas cosas.

Comenta que creció leyendo los mitos vascos de Barandiaran.

Siempre me han gustado mucho los cuentos, los mitos, las fantasías, en especial la mitología vasca. Cuando fui a la montaña con mis padres, me dijeron que Basajon vive en estos bosques, en este Mali, en el río Lamiac. Está metido en mi cabeza desde que era un niño y eso es lo que estoy tratando de decir. Lo hice en Errementari, en shorts, y ahora lo hago en Irati. He estado profundizando en nuestra mitología antigua a lo largo del tiempo, y qué tesoro escondido es, porque son dioses que representan una forma antropológica de ver el mundo. Siempre me ha fascinado, y es una alegría poder hacer una película al respecto.

Gran parte de la película tiene lugar al aire libre, en la naturaleza. ¿Significa esto un rodaje más complejo?

Tiene que ser así, porque en definitiva estamos hablando de esos dioses mitológicos que están asociados a esos entornos naturales. Tuve que filmar en lugares reales, en el bosque, en las montañas… en un set, no obtienes el mismo impacto visual natural que obtienes afuera. Aunque sí implica mayor dificultad, movilidad, material en movimiento… por ejemplo cuando estuvimos en la cueva de Arrikrutz tuvimos que bajar 20 minutos, al suelo para disparar, así que no salimos en toda la semana y no ni siquiera satisface nuestra necesidad. Tenemos una botella con nuestro nombre y seguimos adelante. Fue todo un riesgo, pero se nota dónde termina.

Está tratando de hacer todo creíble, algo complicado con personajes mitológicos. Aunque hay un dicho en la película que dice que todo lo que tiene nombre existe.

Es una especie de tema de Irati, de alguna manera si seguimos creyendo y conociendo los nombres de estos dioses, seguirán existiendo. Agradecido por sus historias que me llegaron, y quiero difundirlas y mantenerlas vivas.

En “Errementari” realizó una importante labor de investigación para reconstruir el antiguo euskera hablado en Arabba en esos años. ¿Lo has hecho ahora?

Intentamos reconstruir el euskera que existía en la región de los Pirineos en el siglo VIII. Quien sea vasco notará esta textura, que en cierto modo le sumerge aún más en aquella época milenaria. Este es un elemento que también contribuye a la narrativa.

Siempre filma en euskera. ¿Es interesante “Irati” fuera del País Vasco?

Comienza con algo muy local, con nuestra cultura, con nuestra historia, pero es completamente universal. Recibimos comentarios de personas ajenas que nunca habían oído euskera y lo encontraron fascinante. El hecho de que esté en euskera es una gran parte de la película porque hablamos de esa historia y esas historias que se difundieron por la propia transmisión oral del euskera, después también beneficiaron a la película.

¿Sabías que querías trabajar con Eneko Sagardoy y Edurne Azkarate desde el principio?

Ya ha trabajado con Errementari y Eneko, y lo sabe muy bien. Confío ciegamente en él porque es un gran actor y para esta película cambió de cuerpo, ir al gimnasio, hacer dieta, esgrima, montar a caballo, currazo impresionante todo lo agotó. Y, en lo que a Edurne se refiere, estuvo en el casting e hizo un gran trabajo, es tan irati que apuesto por ella sin duda. Este fue su primer papel en una película y la verdad es que logró crear un personaje muy difícil que por un lado tenía el salvajismo de un personaje pagano que vive en el bosque pero al mismo tiempo tenía una mirada muy poderosa y magnética. El público quedará asombrado, dará mucho de qué hablar en los años venideros, tendrá mucho efecto.

La fecha de estreno de la película ha sido confirmada, el 24 de febrero.

Sí, mostraremos algunas películas al público durante este tiempo y durante las vacaciones, pero las salas comerciales llegarán el 24 de febrero. Los productores decidieron estrenarla en febrero porque la taquilla está tan saturada en este momento que no queda espacio. Así podremos ofrecerlo al público en más salas.

¿Tu próximo proyecto también estará en el género fantástico?

Bueno, siempre puedo estar abierto a otras cosas, pero la verdad es que me gustan los géneros fantástico e histórico, y en principio los proyectos que estoy barajando entran en esa categoría, así que voy a seguir con ellos.

Source

RELATED ARTICLES

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Advertisment -

Most Popular

Recent Comments