Ricardo Barroilhet | Dejó el fútbol chileno y ahora hace negocios en Francia: “Sentí que caía en la mediocridad”

Una de las parejas más destacadas que ha llegado al fútbol chileno en los últimos tiempos es la de Richard (30) y Jordan Barroilhet (24). Entreambos franceses, hijos de padre chileno, que tras un alucinación por Europa llegaron a nuestro país a probar suerte. En ese sentido, fue Richard quien abrió la puerta principal: llegó en 2017 para vestir la camiseta de O’Higginsa posteriori de expatriarse de Montpellier II.

El Barroilhet longevo jugó durante cinco primaveras en Pimiento, donde incluso jugó en clubes como Barnechea, Magallanes, Deportes Puerto Montt, Deportes Temuco y Universidad de Concepción. Sin requisa, hace unos meses decidió retirarse del fútbol y retornar a su país originario para regentar el restaurante. barco de playasituado en Sainte Maxime, concretamente en Plage de La Nartelle, un sector del sur de Francia conocido por sus altas costas y paisajes paradisíacos. Jordan, por su parte, hizo lo mismo, a pesar de ser seis primaveras más muchacho.

“Ya hemos hecho la temporada de verano, que es temporada entrada. Vine a ayudar a la grupo, porque mis padres son mayores, así que regresé a Francia. Necesitan energía fresca, especialmente para mandar un restaurante tan estricto. Tomé la osadía y me quedé aquí.

– ¿Cómo te ha ido en tu nuevo rol como emprendedor?

– Bueno, aunque es totalmente diferente a levantarse, ir a entrenar a las 12 y arreglarse. Hoy he estado aquí desde las ocho y media de la mañana y terminé a la una y media de la mañana ulterior. Estos son días muy largos, tratando con la familia. Lo bueno es que nos ha ido admisiblemente, porque viene mucha familia con buenos ingresos, que viene a disfrutar un día aquí y advertir el esfera allá.

– ¿Echas de menos retornar a Francia?

– Sí, en cierto modo es bueno retornar aquí. Es una zona muy agradable y me dedico al negocio sencillo, donde ayer solo ayudaba, pero siempre enfocado en el fútbol, ​​ahora es otra visión. Lo estoy disfrutando.

“Soy cualquiera angurriento. Sentí que estaba cayendo en la mediocridad. El fútbol chileno… no te cambia la vida, por decirlo de alguna modo”.

Ricardo Barroilhet

– Jordan dijo que su sueño siempre ha sido dedicarse al mundo de los negocios. ¿Fue así para ti incluso?

– Para mí el fútbol siempre ha sido mi pasión, mi primer simpatía, y siento que lo voy a sorprender. De hecho, a veces ya lo extraño. Pero creo que no estaba evolucionando de la mejor modo, no estaba mejorando. Si admisiblemente es cierto, en Pimiento jugué muchos partidos, no sentí que avanzaba, como si no hubiera ido a una etapa superior, oa una mejor situación contractual, oa un mejor club. Y a los 30, necesitaba poco más en mi vida. Soy cualquiera angurriento. Sentí que estaba cayendo en la mediocridad. El fútbol chileno… no te cambia la vida, por decirlo de una forma u otra. Me encantaba ir a entrenar, me encantaba estar con mis compañeros, recrearse… Hice muchos amigos. Pero sentí que necesitaba poco más.

– Así que definitivamente estás retirado ahora, ¿o podrías pensar en retornar si recibes una ofrecimiento?

– Si se ponen en contacto conmigo, obviamente llamará mi atención para retornar a recrearse, pero definitivamente lo pensaré dos veces (risas). Aquí incluso me ofrecieron recrearse un par de veces. Yo no cierro la puerta, dependerá.

Extender

PABLO HIDALGO/FOTOSPORT

– ¿Fue difícil ir de Francia a Pimiento?

– Toqué en varios países, así que ir a un solo país no era poco que me molestara. Estuve en Finlandia, Kazajstán, Inglaterra, Holanda. Pero Pimiento siempre me ha cubo curiosidad, porque es el país de mi padre y tengo mucha grupo allí. La civilización futbolística allí incluso es muy interesante, así que mi idea era intentar recrearse en los mejores clubes, conseguir una buena situación, cambiar. Las cosas no salieron como yo quería, pero pensé que estaba admisiblemente.

– ¿Le gustaría retornar a nuestro país?

– Sí, tengo muchos amigos allí, y me gustaron los paisajes, la civilización, la familia. Hay muchas cosas que extraño, porque fueron cinco primaveras de mi vida que fueron importantes. Allí crecí como persona. Ahí incluso está la posibilidad de hacer negocios, porque hay potencial, en cuanto al paisaje… A la familia le gusta Pimiento, entonces es una opción.

– ¿Qué crees que faltó para dar ese brinco en el fútbol chileno del que hablas?

– A pesar de recrearse constantemente durante los cinco primaveras, nunca me lesioné ni falta, creo que faltaba un monitor que me hubiera dejado en un puesto. Jugué en diferentes posiciones, por mis características, pero creo que necesitaba estar siempre en el mismo oportunidad para aumentar mis estadísticas. Cuando empecé de 9 hacía goles, pero luego me cambiaron de posición. Cuando otro club te quiere fichar, se preguntan “¿ahora para qué juegas? ¿Es punta, extremo, medio? No hubo continuidad en mi cargo.



https://pimiento.as.com/futbol/dejo-el-futbol-chileno-y-hoy-hace-negocios-en-francia-senti-que-caia-en-la-mediocridad-n/?omnil=resrelrecom

Leave a Reply

Your email address will not be published.