Los conductores exceden el nivel permitido de licor hasta en un 2.400%

Fátima Alfaro/Quadratin

MORELIA, Michigan, 5 de agosto de 2022.- Entre 1.5 y dos miligramos por litro de licor en el clima exhalado es el promedio detectado entre los conductores evaluados en operaciones de alcoholemia en Morelia, informó Alejandro González Cussi, comisionado de seguridad municipal.

Eso es al menos 2.400 por ciento por encima del techo mayor establecido en las normas de tránsito y carreteras para los conductores de vehículos automotores, 0,06 miligramos por litro de clima espirado, explicó.

Tras instalar la campaña de prevención de accidentes viales relacionados con la conducción bajo los género del licor, en el ámbito de los operativos de alcoholemia, dirigida a los jóvenes, González Cussi mencionó que el techo mayor representa unas dos bebidas o dos cervezas, pero la mayoría de las personas que se valoran lo supere con creces.

Desde la implementación de los operativos de alcoholemia en Morelia, se han incautado aproximadamente de 2,500 vehículos conducidos por personas en estado de ofuscación y 165 detenciones de personas en estado de ofuscación extrema, que se niegan a hacerse la prueba o que representan un peligro para sí mismos y para los demás.

Entre diciembre y julio, en Morelia, se reportaron aproximadamente de 300 accidentes viales, sin que se disponga de datos desagregados sobre los relacionados con el consumo inmoderado de licor.

Michoacán ocupa actualmente el octavo empleo en el país en cuanto a siniestralidad viario y Morelia es, por su densidad poblacional, el municipio que concentra estos hechos.

Las zonas donde circulan personas que conducen en estado de ofuscación se encuentran principalmente en las inmediaciones de discotecas y bares, como el Centro Histórico, el Boulevard García de Héroe y el Libramiento Boreal, aunque la celebración de fiestas y reuniones privadas hace que, en la actos, la circulación de vehículos motorizados los vehículos conducidos bajo los género del licor está mucho más disperso en el municipio.

Los jóvenes, especialmente los que tienen entre 18 y 22 primaveras, son los más vulnerables a los accidentes de tráfico relacionados con la conducción y el licor, pero asimismo se ha producido un aumento preocupante del consumo furioso de bebidas embriagantes entre las mujeres.

La realización de operativos de alcoholemia puede compendiar hasta en un 40% la incidencia de accidentes de tráfico relacionados con el consumo de licor, resultado que se pretende fundamentar en la aplicación de una modalidad más preventiva del operante, dirigido a los jóvenes que frecuentan discotecas y bares. .

Esto, al ofrecer a quienes frecuentan estos negocios, la realización voluntaria y sin aprobación de la prueba de alcoholemia, para que, en caso de exceder el techo justo, evite que la persona conduzca un transporte y se convierta en un peligro para sí mismo y para los demás. . .

El comisionado de Seguridad Municipal recordó que las multas por conducir en estado de ofuscación son de 45 a 60 unidades de medida y modernización (UMA) o hasta cinco mil 773.20 pesos, y aunque el reglamento prevé pena de prisión, esta solo aplica en los casos en que la persona que es violento, no acepta la prueba o está muy borracho, ya que para los demás la pena es conmutable por horas de trabajo comunitario.


Leave a Reply

Your email address will not be published.