‘La Invitación’: vampiros racistas, machistas y clasistas que quieren ser parte de su grupo – Revista Las Furias

Se estrena en cines este fin de semana. La invitaciónpelícula de terror dirigida por Jessica M. Thompson, que comparte título con otra gran película de terror dirigida por otro director en 2015. Cuidado, no los confundas.

mientras tanto en La invitación 2015, la directora Karyn Kusama nos presentó y nos sorprendió con una genuina historia de terror que se convirtió en la mejor del año e incluso ganó el premio a la mejor película en el Festival de Cine de Sitges, esta nueva La invitación 2022 sigue siendo una película de terror convencional para acaecer el tiempo.

Para que conste, no me refiero a irme de forma despectiva. La película es muy divertida. es visible y no te pesa.

Protagonizada por natalia emmanuel (Missandei en Pasatiempo de Tronos), puede recordarnos otras películas recientes del especie, como Best Film de Jordan Peele, Déjame salir (2017) o el divertido y sangriento, Confusión de bodas (2019). Desde el principio, comparte un argumento contra el racismo y el clasismo al colocar a un protagonista enojado de clase media conexo a una grupo blanca repugnantemente rica. De la segunda, el hecho de que su protagonista deba salir con vida las inquietantes tradiciones medievales de aquella rica grupo.

Nathalie Emmanuel es Evie en La invitación (2022)
Nathalie Emmanuel es Evie en La invitación (2022).

La invitación: convertir a Cenicienta en una historia de terror

La película de Jessica M. Thompson cuenta la historia de Evie (Nathalie Emmanuel), una cómico de Nueva York que tiene que trabajar como camarera para sobrevivir.como tantos otros.

Su causa murió de cáncer y ya no tiene grupo. O eso pensé, ya que se hace una prueba de ADN y un primo inglés adinerado la contacta para conocerla. Se encuentran en un buen restaurante y rápidamente se hacen amigos. Tanto que él la invita a una boda en el Reino Unido.

Evie duda pero como Tu nueva grupo caucásica paga todo tipo de gastos que pueda surgir de la invitación, finalmente decide ir a la boda.

Una vez allí, quedará impresionado por la lujosa mansión en la que se hospedará y se llevará a final la boda. Pero quedará aún más impresionado con Walter (Thomas Doherty)el apuesto dueño de la mansión.

Eva y Walter.  La invitación.
Eva y Walter. La invitación.

No puede creer que su grupo inglesa tenga tanto parné y que la traten y la acepten tan proporcionadamente. Se siente como una reina y, excepto el mayordomo viejo, todos la tratan así. Pero no todo iría sobre ruedas, ¿verdad? Esta mansión esconde más de un secreto y algún otro evento terrible.

A la biblioteca se le ha prohibido entrar, hay unas extrañas campanillas para gritar a los sirvientes, y como él dormía en esa casa, tener pesadillas aterradoras. ¿Hizo proporcionadamente en aceptar la invitación de boda?

Vampiros y fantasmas de toda la vida.

La invitación Comienza con una terreno enorme. A partir de ese momento nos mantiene interesados ​​en lo que sucederá. Nos presenta a su protagonista, correctamente interpretada por Nathalie Emmanuel, y nos invita a una boda donde falta es lo que parece. Surgirá una romántica historia de aprecio entre Evie y Walter que nos atrapará como rincones y recovecos. Pero ya sabemos que en este tipo de películas hay un momento en el que todo cambia. Este momento es fundamental. O la película o la tumba te levantan. todos esperamos ese modismo en el guion que nos deja con el culo torcido y en este caso, tiene que ver con vampiros.

No fue mala idea, el problema es la clase de vampiros que usa, los de toda la vida. De esos aburridos que ya no sorprenden a nadie. De aquellos cuyos colmillos ya no asustan. Anticuado. De los que tienen tres novias o más. Los que nunca superan las encarnaciones que pudimos disfrutar en Drácula de Coppola o Entrevista con el Explotador por Neil Jordan. El postrero buen acercamiento a este tipo de aprovechado fue en Bizancio además por Neil Jordan.

Uno de los carteles de La Invitación.
uno de los carteles La invitación.

La invitación no se toma en serio a sí mismo en ese sentido, ni pretende innovar en el especie vampírico. Incluso se da el gustillo de incluir celebridades en la película. Mina y Jonathan Parker de Bram Stoker en una situación asaz divertida.

Lo mismo sucede con los fantasmas, no son más que un expediente. Los típicos sustos de sombra y otros que suelen ir acompañados de un sonido dramático para despertarnos del sillón.

La invitación: una oportunidad perdida

Es una pena que Jessica M. Thompson no nos haya cubo una mejor película de terror, una mejor película de vampiros o una pelicula mejor que denuncie el racismo y el clasismo que todavia sufre la raza negra en esta sociedad xenófoba, capitalista y cada vez más anticuada.

La invitación Es una película con protagonistas normativos, alejados de la ingenuidad que denuncian. Permanece en la superficie de cualquier afirmación que intentes hacer al respecto. Al igual que él simplemente camina aterrorizado. Ella lo roza, pero en ningún momento lo abraza. Como estaba diciendo, una pena que ya no se vea tan maravilloso La invitación de 2015.

saludos furiosos

Leave a Reply

Your email address will not be published.