Banca  

¿Está despejado el camino al parcialidad o es una bolsa de regalo envenenada?

¿Puede el parcialidad castellano ser un trampa de valencia [trampa de valoración] o es uno mas valencia profundo [valor oculto] que el mercado aún no es capaz de ojear? Parece desalentador pensar que tras primaveras esperando la oportunidad de ver a los bancos beberse los vientos de la normalización monetaria en la eurozona, ahora que ya está ocurriendo, el mercado no sabe valorarlo. O quizás sí, y ahí está el descuento al que cotiza -en promedio, un 40% por debajo de su valencia contable- y que, una vez descubierto el mercado, debería tender a corregirse a la disminución.

Algunos aspectos secreto se conocen a partir de los datos de la tabla. De media, los bancos del Ibex 35 cotizan con un multiplicador de beneficios de 6,5 veces, en la zona más disminución del mercado. derrotar de Covid. Los más baratos son los dos grandes, BBVA y Santander, ya que su PER para 2023 ronda las 6 y 5 veces, respectivamente. Unicaja, que no va mucho más allá, está en el 6,6. Encima, el sector ofrece una rentabilidad por dividendo superior al 6% para el próximo año, que llegó hace una semana al 7%, puntual antaño de las últimas subidas impulsadas por el Cárcel Central Europeo (BCE) con la subida de 75 puntos básicos aprobada en septiembre y que llevó a los bancos a destacar un 15% en el mercado hasta el desplome del viernes.




Con el precio del fortuna en el 1,25% -niveles no vistos desde 2011- y el euríbor a doce meses subiendo un 2% tras una apresuramiento histórica, se prórroga que los bancos aumenten un 30% sus rentabilidades -margen de intereses y comisiones- hasta 2024. CaixaBank, hay quórum entre los analistas, es la mejor posicionada de todas las entidades por su cuota de mercado, que ronda el 25%, y porque tres de cada cuatro hipotecas están ligadas a tipo variable.

“Están subiendo las tasas como si no hubiera un mañana”, dicen en Bank of America. Con una normalización monetaria de facto, los bancos reflejan en Bolsa la centro de su potencial, que se sitúa en el 25%, aunque se mueven en un amplio rango que va del 6-7% de CaixaBank y Bankinter -las dos entidades más optimistas año-. con beneficios del 50%-, y hasta un 47% para Santander o un 34% para Unicaja.

Santander tiene un 100% de potencial de revalorización en bolsa solo reflejando el valencia de sus libros

Y es que el parcialidad se enfrenta a dos problemas, entreambos por precisar. Por un costado, la eurozona podría entrar en recesión técnica en el primer trimestre del próximo año y ya se prórroga una caída del PIB a finales de 2022. Los analistas descartan un posible aumento de la morosidad, que comenzará con las pymes y el crédito al consumo y que, en última instancia, siguiendo la teoría clásica, llegará a la hipoteca, lo postrero que no se paga. Actualmente se descarta que las entidades puedan escasear provisiones adicionales en España, poco que ya ha sucedido en EE.UU. Allí, los seis mayores bancos -incluidos JP Morgan, Goldman Sachs o Morgan Stanley- dotaron provisiones por 17.000 millones de euros durante la primera centro del año, cuando su pertenencias ya ha entrado, aunque mínimamente, en recesión.

“Los inversores se mostraban escépticos a la hora de comprar bancos por miedo a repetir la misma situación de recesiones pasadas, que es que los bancos han caído más que el mercado. Sin bloqueo, los bancos de la zona euro ahora están más capitalizados y con menos aventura en sus balances. ., adicionalmente de que sus rendimientos se benefician de tasas crecientes y dividendos que duplican el promedio del mercado, cotizando con un 35% de descuento sobre su PER histórico”, comenta Berenberg. Y dan un referencia: el costo promedio del aventura en los últimos 40 primaveras fue 100 puntos básicos, cuando en 2021 eran 28 y la previsión para 2023 es que sean 55 puntos, prácticamente la centro.

Pero hay otro hacedor que preocupa a los expertos. Fuentes del sector reconocen que “en el postrero mes se ha producido un cierto recortadura de las valoraciones bancarias por parte de los analistas correcto exclusivamente a [dicen] a la tramitación del impuesto anunciado por el Gobierno”. Esta tasa se aplicará, si se aprueba a propuesta del Ejecutante, el 4,8% de los ingresos de los dos próximos primaveras.

El mercado puede estar descontando que el impuesto a la banca española siga los pasos de la nueva fiscalidad de las empresas energéticas

Varias fuentes bancarias consultadas por elEconomista.es Aseguran que los esfuerzos de los bancos se centran ahora en que la tasa tenga “un vencimiento específico”, de dos primaveras -como se ha comentado hasta ahora, 2022 y 2023-, para evitar que se prolongue en el tiempo y que, obligatoriamente, haya tenido retornar al proceso parlamentario si así lo deseaba. “La tasa se mantendrá a perpetuidad mientras la contemporáneo coalición de izquierda permanezca en el gobierno”, señalan analistas de Alantra en una nota.

En las últimas sesiones, el mercado podría estar descontando que el impuesto a la banca española seguirá los pasos de la nueva fiscalidad de las empresas energéticas y de lo ocurrido a Bruselas, que básicamente propuso un tipo más flexible al que el Ejecutante dobló. Los analistas de Credit Suisse no lo descartan y creen que “la resistor del BCE da esperanzas a España” en este sentido. “El BCE ya había instado a la cautela en la subida de tipos bancarios, ya que ello podría tener un evidente propósito opuesto en el sistema financiero de los países y distorsionar su maniquí de negocio. De hecho, la institución recomendó un descomposición en profundidad de las posibles consecuencias negativas de la ingreso de impuestos bancarios con fines presupuestarios, lo que podría dar emplazamiento a la dilución de las actuales propuestas españolas”, concluye el documentación de la compañía suiza.

A crédito: por fin llega la elevación

Desde los mínimos de 2020 -que se marcaron en el mes de octubre en el caso de la banca española- el sector ha duplicado su valencia en bolsa. Y aún queda mucho camino por recorrer si consiguen reflectar el valencia de sus propios fondos en bolsa. En el caso de Cárcel Santander, su potencial es duplicar su capitalización, ya que a día de hoy sigue cotizando con un 50% de descuento sobre sus libros y esto implica que la cotización llevaría con el tiempo sus acciones a niveles de 5,3 euros, el doble. como ahora.

Un poco más cerca se encuentran BBVA y CaixaBank, con potencial intrínseco, siguiendo esta misma métrica, del 42% y 22%, respectivamente. La entidad que dirige Gonzalo Gortázar ha resurgido en el mercado tras la última subida de tipos y cotiza en la zona de las más altas de 2018. Bankinter, la única entidad que ha recuperado la tradición de cotizar con prima sobre el valencia de fondos propios, lo hace en la zona de máximos históricos.

Hay una certeza y es que los bancos llevan primaveras haciendo malabarismos para obtener rentabilidad cuando el fortuna valía cero, y esto lleva ocurriendo desde hace más de una plazo. Y ahora es innegable que la subida de tipos mejorará sustancialmente los diferenciales. En promedio, el consenso que reúne Bloomberg prórroga un crecimiento del 30% en el ganancia de interés para 2023 y un crecimiento del 12% en las comisiones. En común, los ingresos aumentarán un 20% en dos primaveras, sin tener en cuenta las mejoras en las previsiones que se esperan hasta finales de año. El Cárcel Central Europeo (BCE) ya subió los tipos de interés al 1,25% y estos deberían durar al 2% en la reunión de diciembre y al 2,5% en el primer trimestre de 2023. Desde JP Morgan, que está en tangente con estas previsiones, cree que los tipos subirán permanecer en 2% en 2024.

¿Cuál es el impacto? Si los cálculos respetan estrictamente la sensibilidad dada por los bancos españoles cotizados, CaixaBank es la entidad más beneficiada para el aumento con una alivio esperada en el ganancia de interés de 20% a 25% por 100 puntos cojín. Con tipos al 2% como se esperaba a final de año, esto tendría un impacto de 2.350 millones de euros en el ganancia, superando los 7.500 millones para el año 2023. El consenso sigue estando un 20% por debajo de esta estimación, con lo que se prevén revisiones al ascenso. planificado. “Con una cuota importante del mercado doméstico, un crecimiento estimado de los depósitos de 10.000 millones y una revalorización de activos, el consenso cree que aún estaría un 10% por debajo respecto a 2024”, apunta. Inteligencia de Bloomberg.

Solo el ganancia de intereses superará los 20.000 millones de euros entre los bancos del Ibex

“En el Día del Mercado de Capitales En mayo, CaixaBank pronosticó un ganancia de intereses de 8.000 millones en 2024, sobre la cojín de un Euribor a 12 meses de 155 puntos básicos. Hoy está 50 puntos por encima y se supone que seguirá subiendo. Creemos que hay ganancia de alivio en las estimaciones”, dice Berenberg.

En conjunto, solo el ganancia de intereses superará los 20.000 millones de euros entre los bancos del Ibex, 5.000 más que a finales de 2021. BBVA es la segunda entidad más beneficiada, con una sensibilidad del 15-20% a cada aumento de 100 puntos, que son 1.000 millones con tasas del 2%; Santander mejorará su ganancia un 20%, más 1.500 millones a añadir; Bankinter, del 10-15%, tendrá una alivio de 280 millones; y Sabadell de 230 millones, con una tasa de alivio del 8-12% en el segundo año (5% en el primero).

Contras: el ‘impuesto’

Queda por ser conformado y aceptado por el Congreso, pero la tasa que gravará los ingresos bancarios en los próximos dos primaveras afectará, en promedio, al 10-11% de los ingresos netos de las entidades, según cálculos de JP Morgan. Sin bloqueo, el objetivo del Gobierno, basado en una subida de tipos que se acelera y que, por consiguiente, aumenta los ingresos de las entidades, se cumplirá holgadamente si mantiene una tasa del 4,8% sobre márgenes y comisiones.

Con las previsiones actuales que ya contemplan cierta alivio en los márgenes del sector, el Ejecutante podrá elevar el objetivo de 3.000 millones de euros con sólo los seis bancos cotizados, a los que habría que añadir el fortuna aportado por otras entidades de beocio tamaño como Kutxabank, Ibercaja y Cajamar que podrían producir otros 300 millones juntos.

CaixaBank, con el viejo pandeo de ingresos de España, pagará unos 1.000 millones de euros al Estado en dos primaveras, seguido de unos 700 de Santander y otros 600 de BBVA, aproximadamente.

Ahora habrá que ver cómo se desarrolla el trámite parlamentario, ya que algunos partidos políticos han afirmado que el impuesto, anticipadamente temporal, podría ser permanente. Otras voces argumentan, en cambio, que el tipo podría terminar siendo más amoral de lo planteado inicialmente si interviene el BCE.

comentarios0WhatsappWhatsappFacebookFacebookgorjeogorjeoLinkedInLinkedin

Leave a Reply

Your email address will not be published.