El crudo y los precios del petróleo caen pero siguen altos

Si adecuadamente el precio de la gasolina reformulada en Estados Unidos ha caído por debajo de los tres dólares el insignia, impulsado por la caída de los precios internacionales del petróleo, se mantienen elevados, pues en lo que va del año acumula un ascenso de 28,72%.

Al 16 de agosto, el insignia se vendía a $2899 y bajó $1,41 o un 32,81 % desde su postrero mayor el 5 de junio a $4314. En tanto, para la semana terminada el 12 de agosto, la reducción fue de 4,83%.

Desde marzo pasado, los precios de la gasolina en Estados Unidos han subido a más de cuatro dólares el insignia, un nivel trillado por primera vez desde 2008, según datos de GasBuddy, una plataforma estadounidense especializada en información sobre combustibles.

Ana Azuara, analista de Parcialidad Pulvínulo, explicó que si adecuadamente los precios de la gasolina en Estados Unidos han bajado en los últimos dos meses y medio, se mantienen altos, por lo que estimó que su precio se mantendrá volátil.

La caída del precio del combustible para motores coincide con la caída de los precios internacionales del crudo.

El precio del barril estadounidense West Texas Intermediate (WTI) ha bajado un 30,05% desde su mayor desde 2022, al producirse de US$123,70 el 8 de marzo a US$86,53 al pestillo de este martes 16 de agosto.

Por su parte, el precio del Brent europeo del Mar del Finalidad ha caído un 27,85% desde el 8 de marzo, cuando alcanzó su mayor histórico de US$ 127,98 el barril y este martes cerró en US$ 92,34.

Aunque en lo que va de año, los precios siguen subiendo. En el caso del petróleo estadounidense, cotiza un 15,05% por encima de su precio de principios de enero y el Brent está un 18,72% más caro.

Los factores que han empujado a la depreciación los precios internacionales del petróleo y que podrían profesar más presión sobre ellos son la desaceleración del crecimiento financiero de China, la entrada en recesión de la caudal estadounidense y europea, así como un aumento significativo de la ofrecimiento de petróleo. a nivel mundial”, dijo Ana Azuara.

Agregó que hay más factores que harán subir el precio internacional del crudo porque todavía depende de la progreso de la crisis energética en Europa, así como de las condiciones climáticas para este invierno. Así que estimó que el WTI podría retornar a subir por encima de los 100 dólares y el Brent a 105 dólares el barril.

Por su parte, Patrick De Haan, principal de descomposición de petróleo de GasBuddy, consideró que los precios de la gasolina este año se comportaron de una guisa nunca antiguamente paisaje, con operaciones tan volátiles con la pandemia del Covid-19 en curso que ha provocado numerosos desequilibrios en la caudal mundial. y que fueron exacerbados por la cruzada de Rusia contra Ucrania.

“Si adecuadamente la flamante caída en los precios del gas ha sido muy bienvenida, los problemas que han provocado que los precios se disparen no se han corregido por completo y aún podrían hacer que los precios se recuperen si sucede poco inesperado”, dijo el experimentado.

judith.santiago@eleconomista.mx



https://www.eleconomista.com.mx/empresas/Precios-del-crudo-y-derivados-retroceden-pero-siguen-altos-20220817-0008.html

Leave a Reply

Your email address will not be published.