Thursday, February 2, 2023
HomePelículaCrítica, 'Mantícora': El broche de oro a un gran año español

Crítica, ‘Mantícora’: El broche de oro a un gran año español

De la mitología persa, el término “mantícora” significa “devorador de hombres”. Es una criatura espantosa, extraña, poderosa y amenazante, con la bestialidad mezclada en sus diversas partes. Tiene cuerpo de león, cola de dragón o escorpión y cabeza de hombre. Se extendió por Europa a través de la mitología griega, y en la Edad Media ocupó un lugar en el bestiario de la época, convirtiéndose en símbolo de opresión y celos. Se convirtió en la encarnación del mal. poner esto en el centro de su última película, Carlos Vermut dio forma a “Mantícora” para ahondar en las pasiones prohibidas del ser humano y la necesidad básica de la ficción para desatar un deseo incontenible y vibrantePero, sobre todo, esta es la triste historia de un monstruo, una bestia, encerrándose a su antojo. Una historia de amor, retorcida y llena de filias. Quién más, la película de Carlos Vermut.

'Mantícora'

El director madrileño saltó a los escenarios nacionales con una propuesta tan atrevida como innovadora: “Diamond Flash”. Pequeño presupuesto, personalidad distintiva, Vermut saltó a la fama en la industria, terminando el nombre con iniciales doradas gracias a ‘Magic Girl’, una de las películas españolas más impresionantes de lo que llevamos de siglo., donde hábilmente mezcló varios géneros para asomarse al abismo del alma, y ​​comenzó a construir su propia marca cinematográfica. Cuatro años más tarde dirigió “Quién te cantará”, donde Vermut (que daba la impresión de tener más medios) dio rienda suelta a su creatividad visual y permitió que su carrera se desarrollara a lo ancho ya lo ancho. También escribió el guión de una de las mejores películas de terror españolas de 2022: “La abuela”, dirigida por Paco Plaza.

Con ‘Manticola’ (que le ha valido hasta ahora cuatro nominaciones a los Goya a Mejor Director, Mejor Guión, Mejor Actor y Mejor Actriz Revelación), el director vuelve a la sencillez de su ‘chica mágica’, tanto narrativa como estética. En otras películas, Absinthe destila su forma hasta su esencia —tiene un grupo de protagonistas que poco tienen que ver entre sí— y cuenta la historia de un matrimonio. Julián (Nacho Sánchez) es un desarrollador de videojuegos solitario y tímido. Está escondiendo un oscuro y aterrador secreto de sí mismo que lo atormenta e incapacita cuando se trata de sus relaciones con los demás.En este desafortunado espacio conocerá a Diana (Zoestein), una joven cuyo padre está enfermo, y verá una oportunidad única de alcanzar la felicidad que anhela, pero ¿se la merece?

monstruo de por vida

Dada la moraleja de la clásica historia de monstruos, podemos decir… sí, se lo merece. O al menos eso es lo que nos cuenta la historia. “Dr. Frankenstein”, “Drácula”, “El Fantasma de la Ópera” o, en definitiva, los monstruos de Universal, han entrado en el imaginario colectivo. La imagen del individuo desplazado, marginado, peligroso, que debe aislarse aunque no quieraUna criatura incomprendida y difamada, perseguida por una multitud enojada, que lleva una antorcha.

'Mantícora'

Las cosas son un poco diferentes en Julián, por lo que “Mantícora” recrea tales historias. El personaje interpretado por Nacho Sánchez regula a los monstruos en los videojuegos. Este mundo ficticio te permitirá fantasear y dar rienda suelta a tu deseo más oscuro: la pedofilia. Sin el conocimiento de su empresa, Julián interactuaba con los niños en 3D a través de sus propios videojuegos. Vermut logra solidificar su premisa utilizando la realidad virtual como una novela más interactiva que una película, ya que desde un videojuego puedes ser parte de la acción. El director madrileño tergiversó un debate largamente visto hasta su grado más inquietante: La ficción como herramienta liberadora, como manual para exorcizar conductas o deseos nocivosA través de los videojuegos, Julián ya no se siente solo, juzgado o infeliz. Todo cambia cuando conoce a Diana.

De acuerdo con su proceso de escritura habitual, Absinthe teje las historias de sus personajes en giros y vueltas, llenos de conflicto y giros y vueltas.Como vimos en “Magic Girl”, ella no toma atajos ni caminos rectos. Aquí, Vermut refina su estilo para reducir la cantidad de personajes e ir con un diseño de producción más minimalista y gris. Está rodeado por el potencial atuendo de unas calles que recuerdan a las estrechas calles del centro de Madrid. Absinthe, aunque lleva tiempo ponerse en marcha, se centra en los monstruos andantes, las distracciones de la vida cotidiana, los deseos sombríos que cualquiera puede caer bajo la influencia ineludible.

Remake de La Bella y la Bestia

A pesar de las historias llenas de gente malvada e inmoral, Absinthe sigue contando historias apasionantes y sentidas donde el amor muchas veces triunfa sobre la razón y en base a él se toman decisiones drásticas.Quizá por eso sus motivaciones son (a veces) tan fáciles de entender, resonando en el público sin problema aunque sean desequilibradas. El amor, como decíamos, es parte intrínseca de los complejos rompecabezas que suelen formar las películas de Vermut. Hay más en “Mantícora”, que representa un remake podrido y madrileño de “La Bella y la Bestia”.

'Mantícora'

La clásica historia de un monstruo que se encuentra amado por una joven que lo comprende, lo protege y lo estabiliza. En “Mantícora”, el secreto de Julián conecta elegantemente con otra de las pasiones secretas de Diana: su pasión por los más desfavorecidos, por las personas con discapacidad, tanto física como social. A medida que se acerca el tercer acto, la complejidad de la narrativa se desvanecerá y la absenta revelará algunos giros de guión ocultos y convincentes.Y lo hace, y, con la convicción taciturna de un hombre de palabraDe particular importancia es lo que implica pero no enseña ni afirma, lo que dice (y no dice) en silencio, lo que deja en el campo. El carácter de Julián manifiesta miedo en el trato con los demás, pero no es el miedo anticipado a lo que podría hacer, sino el miedo silencioso a lo que evita hacer, su estruendosa lucha interior. Absinthe concentra sus recursos más destilados y privados en la escritura en un guión notablemente conmovedor, construyendo un laberinto traicionero a través de las profundidades de la psique humana.

Por cosas como “Modelo 77”, “As bestas”, “Alcarràs”, “Cinco lobitos” o “Al margen”, 2022 será recordado con cariño y dedicación. Entre estos nombres, “Mantícora” ocupa un lugar especial al tratar el tema espinoso, ya que el jardín de barro al que entra y sale no solo es elegante sino también resplandeciente y sugerente, desatando un debate que necesita estar sobre la mesa. Weymouth ha acumulado otra obra loable y conocida (y añade otro monstruo a su interminable alegoría de personajes) evitando la complacencia y el erotismo emocional. Sin duda, se ha consolidado en el panorama español como uno de esos directores a los que hay que seguir una vez que escribe o dirige una nueva obra. Por el bien de la película, déjalo ir rápido.

notas: 7

lo mejor: sus dos protagonistas principales y el residuo amargo que deja.

lo peor: Su ritmo sobrio en el primer acto.

Source

RELATED ARTICLES

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Advertisment -

Most Popular

Recent Comments