Consenso fiscal: el impacto en los impuestos provinciales que traerá la legitimación de la nueva ley

Se firmó el Consenso Fiscal el 27 de diciembre de 2021 entre Alberto Fernández y casi todos los gobernadores -con excepción del cabecilla de gobierno de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta- y, entre otras cosas, autoriza a las provincias a aumentar el consumición notorio por encima de la inflaciónsubir los impuestos (Caudal Raíces, Renta Bruta, Timbres, Coche) y el impuesto a la herencia.

La posibilidad de aumentar o crear nuevos impuestos determinó en su momento el rechazo del cabecilla de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta. O se aplazó el tratamiento parlamento: solo el jueves 15 En septiembre, el Frente de Todos obtuvo la legitimación de la Cámara de Diputados con 136 votos a valía, 108 en contra y cuatro abstenciones.

Básicamente, la iniciativa aborda temas sensibles tanto para el Estado Franquista como para las provincias: los impuestos, la deuda y el consumición notorio parecen ser los temas centrales.

El acuerdo refuerza la autonomía de las provincias en relación con los impuestos que recaudan estas administraciones y permite a los gobernadores tener la llave de la despensa mejor su cobro interna, delante posibles recortaduras en los posibles que reciben de la Nación.

Lo que opinan los analistas del nuevo Consenso Fiscal

“Las provincias estarán facultadas para mandar ingresos brutos para compensar los recortaduras presupuestarios implementados por la Nación y así poder cumplir con la meta de pasivo del 2,5% del PBI comprometida con el FMI”, dijo. maximiliano galli director consejero Bienes y Regionesuna TENNESSE.

Para él, “es posible que los incrementos se administran según tiempos electorales para el primer semestre de 2023porque entendemos que las provincias adelantarán sus elecciones para renovar los municipios y no querrán impactar negativamente su almohadilla electoral con mayores impuestos”.

Galli recordó que, en ese sentido, el Gobierno franquista está ajustando tarifas y estima que en 2023 habrá un torniquete en los avalúos inmobiliarios.

Desde la consultora destacaron en un trabajo que el consenso otorga mayores herramientas tributarias a las provincias, con cierto orden en términos de endeudamiento y responsabilidad fiscal.

En este punto, la consultora evaluó los términos referidos al endeudamiento responsable como “positivos”, ya que se restringe el incremento de la deuda en dólares, mientras que en materia de responsabilidad fiscal, el apego a los Ley 25.917, promulgada en 2004, que crea el Régimen Federal de Responsabilidad Fiscal.

Para Casa Rosada, el nuevo consenso rebusca establecer una estructura tributaria encaminada a promover la inversión, el crecimiento crematístico y la concepción de empleo formal en el sector privado con el objetivo de someter las diferencias que, en términos de exposición crematístico y social, existen entre los diferentes regiones del país.

Así, la Nación y las provincias se comprometieron a promover el intercambio de información, a continuar trabajando en un software integral de simplificación y coordinación de los impuestos federales, a blindar el Registro Federal – Cadastro Único Tributario (RUT), a evitar la concepción de informes inadecuados o saldos permanentes a valía de los contribuyentes en la Renta Bruta y aprobar un tesina de ley que fortalezca a la Agencia Federal de Valuación de Caudal Inmuebles, entre otros temas.

para el economista Claudio Caprarulo, director consejero Prospecciónel acuerdo sancionado “va en una buena dirección en cuanto a que los impuestos progresivos empiezan a vencer más protagonismo. Principalmente, a través de una mejor valoración fiscal de los inmuebles y posibilitando el debate sobre el impuesto de sucesiones”.

Todavía sostuvo que el tesinano traza un camino para someter el Impuesto a la Renta Bruta, poco que estaba en consenso fiscal firmado en 2017. caprarulo explicado a Nuevo Testamento que en un contexto de ajuste fiscal en la oficina franquista -donde ya se ven afectadas las transferencias a las provincias- “no es inductivo pensar en una disminución de este impuesto, que representa el 77% de los ingresos provinciales”.

Por ello, el economista evaluó que, siendo la Renta Bruta un impuesto “muy distorsionado y recesivo”, habría que considerar al menos a medio plazo su reducción.

Por ejemplo, estimó que la nueva Impuestos de sucesión y la revalorización fiscal podrá utilizarse, en el futuro, para compensar la reducción de la Utilidad Bruta.

Por qué las provincias no tendrían argumentos para subir impuestos

En uno de sus últimos informes, el Fundación Mediterránea entró en la discusión sobre el consenso: reveló que la nivel de cobro tributaria y el superávit quitan argumentos a las provincias para retornar a subir impuestosincluso con el corte de los envíos discrecionales de la Nación.

“La desarrollo de los ingresos provinciales en los últimos 7 abriles y el superávit primario que exhiben en 2021 Hay fuertes argumentos para desmentir la obligación de subir impuestos en 2022 o 2023 en provinciascomo lo autoriza el nuevo Consenso Fiscal”, evaluó la entidad.

Según este trabajo, las provincias en su conjunto tuvieron un superávit primario equivalente al 0,6% del PIB en 2021, frente al pasivo del 3,5% observado en Nación (sin contar los ingresos extraordinarios).

El superávit primario en provincias es casi igual al de 2010 (0,5% del PIB) y superior al observado en los últimos doce abriles: el viejo superávit se registró en Córdoba (13% del consumición) y el pequeño en Misiones (pasivo del 1,7%).

Adicionalmente, el noticia señaló que entre enero y julio de 2022, las transferencias corrientes a las provincias prácticamente no variaron, en valencia constante, respecto a igual período de 2021 (-1%).

Sin retención, aclaró que a partir de junio de 2022 hay ajuste en transferencias discrecionales a provincias, según lo establecido con el FMI.

Pese a que entre 2015 y 2022 hubo cuatro abriles recesivos de siete, el total de transferencias nacionales a las provincias (automáticas y discrecionales) aumentó un 13% acumulado en ese periodo, en términos reales, apuntó el Mediterráneo.

Destacó que el viejo incremento se dio en Buenos Aires (47%), mientras que las reducciones se observaron solo en Jujuy, Misiones, Chaco, Santiago del Estero, Chubut y Tierra del Fuego.

(Con información de TN)

Leave a Reply

Your email address will not be published.