Banca  

Colau abusa de la ‘postura’ con la transparencia bancaria


Actualizado: 19.09.2022 23:18 h.

Más control para el sotabanco de Barcelona… aunque más para la salón que para el monises. La corporación municipal que dirige Ada Colau obligará a las entidades financieras que deseen participar en la financiación del Municipio a través de créditos a realizar un prueba de transparencia, en particular respecto de su actividad en paraísos fiscales. Poco que no deja de ser una superfluidad, ya que el sotabanco lleva tiempo obligado por ley a cumplir con los requisitos que exigirá el Consistorio de Barcelona.

O Diario Municipal publicó este lunes una nueva medida que obligará a las entidades bancarias que quieran ofrecer crédito al consistorio a estar inscritas en un registro para lo que, entre otros utensilios, se exigirá la testimonio de que no practican actividades delictivas en paraísos fiscales.

Falta nuevo

La intención explícita de la medida es dar prioridad al trato con entidades que tengan responsabilidad social corporativa y que, por otra parte, basen su maniquí de negocio en la transparencia y títulos sociales y eticos.

Sin bloqueo, el supuesto endurecimiento de los requisitos para trabajar con los Consistorio de Barcelona queda en un solo ademán postura. Por qué los bancos han estado obligados durante mucho tiempo ser completamente transparentes sobre su actividad, especialmente en paraísos fiscales, adecuado a la norma contra el enlucido de capitales.

endurecimiento regulatorio

Una fuero que se ha endurecido en los últimos abriles tras casos como el denominado documentos de Panamálo que ilustró perfectamente el uso de países con gran opacidad fiscal para la entretenimiento fiscal.

En concreto, en España, cualquier entidad financiera está obligada a comunicarlo inmediatamente al Servicio de Prevención del Blanqueadura de Capitales (Sepblac), que reporta a la sotabanco de españacualquier operación en la que exista la más mínima sospecha de la posible comisión de un delito en esta zona.

responsabilidad de los bancos

Los cambios normativos pretenden ampliar la responsabilidad de los bancos en relación con sus clientes, de modo que las entidades constituyan la primera barrera que cualquier persona o entidad que desee lavado de monises a través de una operación en paraísos fiscales.

Así, si se detectara una maniobra irregular en este sentido, el sotabanco sería el responsable directo de no haberla bloqueado. Una circunstancia que obligó al sector a deshumanizar el cerco a las operaciones y aumentar los controles.

En este ambiente, la medida del Consistorio de Barcelona parece ser una especie de superregulación que parece estar más relacionada con una intención de establecer el control sobre las entidades a título personal.

Los requisitos todavía incluyen evitar posibles delitos contra la autoridades fiscales sabido, poco en lo que el reglamento universal de contratación con Administraciones Públicas (AAPP) todavía tiene un impacto significativo.

todavía en la zona euro

De acuerdo con lo dispuesto en el Diário do Município, las entidades que se declaren activas en paraísos fiscales deberán permitir al Consistorio de Barcelona que lo haga sabido si optan por contratar sus servicios en alguno de los concursos públicos que convoquen para entrar a financiación.

La presidenta del Banco Central Europeo (BCE), Christine Lagarde/EP

La presidenta del Bandada Central Europeo (BCE), Christine Lagarde/EP

Además se reguló ampliamente el detalle de la actividad bancaria en paraísos fiscales, especialmente para las entidades que cotizan en bolsa. Internamente de la eurozona, la Bandada Central Europeo (BCE)en virtud de su rol de regulador del sistema, todavía ha estrechado el cerco en esta materia a los bancos que supervisa.

Dos semanas

El Consistorio abrió un plazo de 15 días para que las entidades interesadas en participar en los procesos públicos se inscribieran en la denominada “relación de entidades colaboradoras”.

La medida se establece a poco más de ocho meses de las elecciones municipales y autonómicas, en las que Colau aspira a un tercer mandato, contradiciendo el compromiso de no perpetuarse en el poder que expresó cuando fue escogido por primera vez en 2015.

Leave a Reply

Your email address will not be published.